Apoyan a Conec

Superior

Antropología, Arqueología

Los neandertales también tuvieron lenguaje oral

Foto: Neanderthal Museum (Mettmann, Germany)

Foto: Neanderthal Museum (Mettmann, Germany)

Dan Dediu y Stephen C. Levinson, del Instituto Max Planck para la Psicolingüística, en Nijmegen, Países Bajos, han llevado a cabo recientemente una investigación que sugiere que los neandertales también hicieron uso del lenguaje oral, cuestionándose así la idea de que el lenguaje oral es propiedad exclusiva del Homo Sapiens.

Hasta ahora, la imagen icónica que teníamos de un neandertal era la de un subhumano que se comunicaba a través de gruñidos primitivos y gestos. Sin embargo, los que se consideran, evolutivamente hablando, los primos de los humanos anatómicamente modernos (pues proceden ambos de un ancestro común, probablemente el Homo heidelbergensis), constituyeron un grupo social exitoso habida cuenta de que habitaron grandes extensiones de Eurasia occidental durante miles de años, a merced de épocas climáticas tremendamente desapacibles.

Hasta hace poco, suponíamos que los neandertales, no obstante, habían sido sustituidos por los humanos anatómicamente modernos, tras miles de años cohabitando, porque aquéllos eran sensiblemente inferiores tanto a nivel físico como intelectual a éstos. Pero en la última década, gracias a los nuevos datos que arrojan los hallazgos arqueológicos y paleoantropológicos, así como de la disponibilidad de ADN ancestral, se está aceptando una imagen nueva del neandertal: que poseían unas capacidades cognitivas y una cultura mucho más similar a las nuestras de lo que se creía.

A esta nueva batería de descubrimientos sobre las habilidades de los neandertales, parece que podría sumarse la de mostrar una capacidad de hablar y hasta el uso de algún lenguaje oral antiguo. Si estos análisis son acertados, entonces los orígenes del lenguaje moderno (hasta ahora situados en cincuenta mil y cien mil años) podrían remontarse a un millón de años atrás. En otras palabras, que la capacidad de hablar no surgió súbitamente de resultas de una única (o unas pocas) mutación genética, sino que el lenguaje sería fruto de una gradual acumulación de innovaciones culturales y biológicas.

Este hallazgo implica, además, otra cuestión no menos importante. Si los humanos anatómicamente modernos que se dispersaron desde África y los neandertales interactuaron tanto cultural como genéticamente, como parece ser, nosotros no solo transportaríamos genes neandertales, sino que tal vez nuestros lenguajes también conserven trazas de los lenguajes orales neandertales. Lo que supondría que nuestra actual diversidad lingüística es un reflejo también de los vestigios de otras formas de lenguaje oral procedentes de los neandertales.

Paleontólogos como Juan Luis Arsuaga, codirector del yacimiento de Atapuerca, e Ignacio Martínez, profesor titular de la Universidad de Alcalá de Henares, ya sostenían recientemente que los nenandertales debían poseer un lenguaje oral eficiente si se tenían en cuenta el conjunto de adaptaciones anatómicas relacionadas con la presencia de lenguaje que presentan en el yacimiento de la Sima de los Huesos, en la sierra de Atapuerca, en Burgos: la mayor colección de fósiles humanos del género homo del mundo.

Esta teoría viene también respaldada por el hecho de que el ADN obtenido de restos neandertales presenta el gen FoxP2, que está relacionado con el habla en el Homo sapiens. Lo cual sugiere que, al menos desde un punto de vista genético, los neandertales estaban capacitados para el lenguaje.

En sentido contrario se expresa el arqueólogo Steven Mithen, de la Universidad de Reading, autor de libros divulgaditos como Los neandertales cantaban rap, que propugna que el sistema de comunicación de los neandertales se basaba en gruñidos multimodales y miméticos, es decir, un sistema de comunicación “Hmmmm”. Mithen señala que la situación del cuello adelantado y la disposición de la laringe en los nenandertales deberían haber dificultado un lenguaje articulado.


, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.