Apoyan a Conec

Superior

Biología, Investigadores

El organismo más longevo de la Tierra, en peligro

PEDRO C. –  En el fondo del Mediterráneo se encuentra el organismo vivo más viejo que existe en todo el Planeta: un planta acuática llamada Posidonia oceanica que lleva más de 100.000 años creciendo y dividiéndose asexualmente por clonación hasta haber alcanzado los 16 km de diámetro y 600 toneladas de peso.

Carlos Duarte

Según uno de los participantes en el estudio publicado en la revista PLoS, el investigador Carlos Duarte del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la University of Western Australia “los organismos clonales poseen una extraordinaria capacidad para transmitir sólo genomas ‘altamente competentes’ a través de las generaciones, potencialmente sin final”.

La primera autora del estudio, la francesa Sophie Arnaud-Haond de la Universidad de Algarve en Portugal explica para Conec: “lo realmente importante no es que sea o no el organismo más viejo de la Tierra, sino que lo hemos analizado siguiendo una nueva metodología que puede cambiar la manera de estudiar organismos clónicos”.

Los investigadores analizaron el ADN de las Posidonias para reconocer los individuos genéticamente idénticos, conocer su extensión, y averiguar el ritmo de crecimiento mediante modelos computacionales. A partir del tamaño total del organismo, y sabiendo su ritmo de crecimiento, concluyeron que algunos clones de P. oceanica, pueden tener entre 100 y 200 mil años de edad.

Sophie Arnaud-Haond

Otra característica importante es la plasticidad fenotípica que han observado en estos organismos. Para Carlos Duarte, “comprender porqué estos genomas en particular se han adaptado tan bien a un amplio rango de condiciones durante milenios es la clave para investigaciones futuras de gran interés”.

“Esto podría sugerir buena capacidad para enfrentarse a cambios ambientales como el calentamiento global. Sin embargo, este tipo de plantas acuáticas están decreciendo a un preocupante ritmo del 5% anual”, destaca Sophie Arnaud.

La hipótesis de Sophie Arnaud-Haond es que su habilidad para adaptarse a cambios graduales está siendo superada por la rapidez de los cambios ambientales actuales. Y concluye para Conec: “estas plantas marinas han estado creciendo pacientemente durante milenios convirtiéndose en la base de ecosistemas costeros cruciales, que sin embargo ahora vemos en uno de los mayores retrocesos a nivel mundial. Las medidas de protección son urgentes”.


Referencia: Sophie Arnaud-Haond, Carlos M. Duarte, Elena Diaz-Almela, Núria Marbà, Tomas Sintes, Ester A. Serrão. Implications of Extreme Life Span in Clonal Organisms: Millenary Clones in Meadows of the Threatened Seagrass Posidonia oceanica. PLoS ONE, 2012; 7 (2): e30454 DOI: 10.1371/journal.pone.0030454


© 2012 Conec. Todos los derechos reservados.

 

 


, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.