Apoyan a Conec

Superior

Comunidad Valenciana, Química

Miniagujeros de ozono temporales sobre Valencia

SINC: Expertos de la Universidad de Valencia (UV), Universidad Politécnica de Valencia (UPV), la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), y el Centro Estudios Ambientales del Mediterraneo (CEAM) han estudiado 24 miniagujeros de ozono, de uno o dos días de duración, registrados durante jornadas con cielos despejados entre 2000 y 2007. Los resultados revelan que la reducción temporal de la capa de ozono –de un 9 a un 39%- puede incrementar la incidencia de la radiación ultravioleta entre un 13 y un 49%, y aumentar el riesgo de quemaduras solares.

«La formación de pequeños agujeros de ozono estratosférico de corta duración sobre el territorio valenciano disparan los índices de radiación ultravioleta y, al mismo tiempo, incrementan el riesgo de quemaduras solares», explican los científicos valencianos, «Las disminuciones de ozono en la estratosfera más importantes se suelen producir en invierno, a diferencia del estrechamiento de la capa de ozono en niveles de la Antártida favorecido por las emisiones de gases clorofluoruros (CFC), más habitual en otoño».

El equipo que coodina la UV descubrió la formación de 24 miniagujeros de ozono, tras analizar todas las jornadas con cielo despejado de ocho años, del período 2000-2007. Además, estos episodios de estrechamiento de la capa atmosférica protectora de los rayos solares más nocivos para los seres vivos tan sólo se extendieron entre uno y dos días, mientras que se produjeron durante los meses de invierno y también alcanzaron parte de la península Ibérica. Los resultados de este trabajo -que acaba de publicar on-line la revista International Journal of Climatology– muestran que la reducción temporal de la capa de ozono, entre un 9 y un 39%, puede aumentar la incidencia de la radiación ultravioleta entre un 13 y un 49%.

A diferencia de la reducción de la capa de ozono estratosférico –a unos 25 kilómetros de altitud- en la zona antártica, favorecida por la emisión de gases clorofluoruros (CFC) y más habitual durante el otoño (primavera austral), los miniagujeros de ozono más destacados se producen durante el invierno (casi el 60%), según las conclusiones.

PUBLICADO EN SINC: Leer más.


,

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.