Apoyan a Conec

Superior

Mundo

El acuerdo político por el clima mundial se retrasa de nuevo

Mª JOSEP PICÓ – Las emisiones de efecto invernadero han aumentado a nivel global un 45% desde 1990, año de referencia del Protocolo de Kioto, la Agencia Internacional de la Energía fija en 2017 el límite para controlar el incremento térmico hasta niveles reversibles y el calentamiento global no deja de ofrecer muestras, por ejemplo, de que el cambio climático está adelantando la primavera dos días por cada decenio, según un estudio internacional publicado este otoño por Science. Estas evidencias y los riesgos para la biodiversidad y la salud humana, no han propiciado el acuerdo político mundial para controlar el vertido de CO2 a la atmósfera.

Apertura de COP17/CMP7. Foto: Unati Ngamntwini

Apertura de COP17/CMP7. Foto: Unati Ngamntwini

En la madrugada del once de diciembre finalizó en Durban (Sudáfrica) la 17a Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas, donde estaban representados 190 países, sin un compromiso firme y legal de estados como los Estados Unidos, China e India con el fin de controlar las emisiones, por la relevante implicación económica de esta decisión.

Después de los mínimos conseguidos en la Cumbre de Cancún (México), hace ahora un año, tanto la ONU, como la Unión Europea, propusieron la cita de Durban como definitiva para encontrar un recambio al Protocolo de Kioto, el cual expira a finales del próximo año. Y, de este modo, estabilizar en 450 partes por millón la concentración de CO2 en la atmósfera para limitar a dos grados el ascenso térmico durante este siglo. Finalmente, no se pudo fijar ningún instrumento legal para obligar a la disminución de emisiones, tan solo se decidió por consenso prorrogar Kioto hasta el horizonte lejano de 2020 y retrasar a próximas cumbres, como la de Catar, nuevas posibilidades de negociación. La hoja de ruta casi vacía generó las críticas de las organizaciones conservacionistas, las cuales denunciaron el enorme poder económico de las potencias más contaminantes, en detrimento de los países pobres y la población en general.

La negativa de los Estados Unidos, China e India
La Unión Europea volvió a liderar el compromiso mundial por el cambio climático y a ella se sumaron Suiza, Noruega, Austria y Nueva Zelanda. Pero en el lado contrario quedaron al margen de la prórroga de Kioto Canadá, Japón o Rusia, mientras que los Estados Unidos, junto con China e India, rechazaron cualquier propuesta desde casi el inicio, a pesar de su responsabilidad en el calentamiento global. De hecho, los países emergentes ya producen el 54% de los gases de efecto invernadero. Pero el factor económico se impuso de nuevo en el terreno de juego globalizado.

Balance mundial creciente en CO2
Las políticas de control de CO2, medidas como el mercado de derechos de emisión y los efectos de la crisis, han hecho que en la Unión Europea se haya reducido la liberación de CO2 un 15,5% desde 1990 (con la excepción de España, con un crecimiento del 26% en el mismo periodo). A pesar de esto, el balance mundial es creciente. En la última década aumentaron un 30% debido a que se ha producido un desplazamiento de la producción hacia Asia, donde el uso del carbón y el petróleo es mucho más intensivo que en ámbitos más desarrollados. Así, desde 2003, China ha duplicado sus emisiones y la India las ha aumentado un 60%, según el informe Tendencias mundiales a largo plazo en emisión de CO, elaborado por el Joint Research Centre de la Unión Europea y la Agencia de Evaluación Ambiental Holandesa (PBL, Netherlands). En consecuencia, la emisión de CO2 por cápita se sitúa en las 6,6 toneladas por habitante y año en el territorio chino, las 8,1 a la UE y hasta 16,9 toneladas en los Estados Unidos.

© 2011 Conec. Todos los derechos reservados.

 

 


, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.