Apoyan a Conec

Superior

Arqueología, Historia, Mundo, Viajes

Expedición a Gilf Kebir y Gebel Uweinat

Segunda entrega


(II) Del desierto de Abu Minqar a Gilf Kebir

Recorrido parte II. Días 1 a 5

Recorrido parte II. Días 1 a 5

Tras partir de Aqabat, nos dirigimos hacia el oasis de Farafra, descubierto a ojos de los occidentales por Frederic Cailliaud en 1820. A continuación seguimos al sur en dirección al desierto de Abu Minqar, completamente llano. Aquí es muy fácil observar espejismos, ilusión óptica que nos hace ver montañas o cualquier objeto lejano reflejado en inexistentes lagunas. En verano la temperatura puede superar los 50º.

Espejismos en el desierto de Abu Minqar

Espejismos en el desierto de Abu Minqar


Pero la vida también se adapta a estas condiciones extremas
, como la mantis del desierto (Eremiaphila zetterstedti) que se camufla perfectamente en la arena.

La mantis del desierto

La mantis del desierto

Seguimos por el antiguo camino de Darb Abu Minqar hasta llegar al oasis de Dakhla, donde disfrutamos de nuestra última ducha hasta el final del viaje. Archibald Edmonstone fue, en febrero de 1819, el primer occidental en acceder a este oasis. En tiempos faraónicos, hace casi 4300 años, un gobernador egipcio residía en este lugar, considerado como la frontera egipcia más lejana hacia el SO. Más allá todo es desierto y no hay agua en cientos de kilómetros. Sin embargo, sabemos que ya en el Imperio Antiguo (IV milenio a.C.) los egipcios intentaron mantener desde Dakhla hasta el lejano Gebel Uweinat (a 600 km.) una ruta comercial facilitando el discurrir de caravanas gracias al establecimiento de depósitos de agua a distancias regulares. El depósito más grande descubierto hasta ahora es el de Abu Ballas, con más de cien vasijas que podían contener cerca de 3000 litros de agua. Fue hallado en 1918, pero desde 1999 se han descubierto toda una serie de depósitos que insinúan una ruta muy bien definida hacia el este de Gilf Kebir. Tengamos en cuenta que en época egipcia las caravanas se realizaban con burros, pues el dromedario aún no se había introducido para este fin. Cerca de Abu Ballas tuvimos la suerte de ver un depósito bien conservado de los caravaneros tebu.

De camino a Abu Ballas

De camino a Abu Ballas

El oasis de Dakhla

El oasis de Dakhla

Vasijas escondidas de antiguos caravaneros

Vasijas escondidas de antiguos caravaneros


¿Cómo se guiaban los caravaneros?
A grandes rasgos por el Sol y las estrellas, pero también por su conocimiento de la topografía. La intensa calima o las tormentas de arena del khamasin (viento del sur) podían desorientar fácilmente una caravana. Sin embargo, el uso de alamats (fitas) ayudaba a seguir la ruta.

Formas erosionadas del wadi Tamasih

Formas erosionadas del wadi Tamasih

Levantamos nuestro tercer campamento en el wadi Tamasih, a más de 200 km. al SO de Dakhla. Aquí, la erosión caprichosa ha modelado curiosas formas en la roca.

La cruz del Sur se asoma sobre nuestro campamento

La cruz del Sur se asoma sobre nuestro campamento

Molino neolítico en el wadi-Bakht

Molino neolítico en el wadi-Bakht

Por fín, en nuestro quinto día de viaje, llegamos a Gilf Kebir, una meseta de arenisca paleozoica cubierta por arenisca del triásico y jurásico que cubre una extensión de 18.000 km2. En l926 fue descubierta por el príncipe Kamal el-Din, que renunció al trono de Egipto con el fin de dedicarse a su pasión, la exploración del desierto líbico. En honor a él la parte este de Gilf Kebir lleva su nombre.

Suelo del paleolago del wadi Bakht

Suelo del paleolago del wadi Bakht


Nuestro primer objetivo en Gilf Kebir fue el wadi Bakht
, un valle que se introduce 22 km en la meseta de Kamal el-Din. En su parte final una duna de 600 m. servía de dique a un lago que se originó hace 10.000 años y que tenía capacidad para 100.000 m3 de agua, hasta que en 3500 a.C. esta barrera natural se abrió dejando escapar todo el líquido. Durante la fase húmeda del holoceno se asentaron en torno al lago grupos neolíticos, de los que aún se pueden encontrar numerosos útiles.

© 2012 Conec. Todos los derechos reservados.


, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.