Apoyan a Conec

Superior

Astronomía, Mundo

Sin noticias de la misión rusa enviada a la luna Fobos

Sin noticias de la misión rusa creada para traer muestras de la luna Fobos. Gráfico: JM Álvarez / Metagràfic

MÓNICA SALOMONE – Los humanos llevamos desde 1960 enviando naves espaciales a Marte, pero el planeta rojo no lo pone fácil. En una hipotética competición en la que las misiones exitosas son un tanto para la Tierra y las fallidas uno para Marte, el marcador sería Tierra 13, Marte 19. La Sociedad Planetaria estadounidense contabiliza además seis empates, correspondientes a cuando se cumplen sólo parte de los objetivos. Si se confirma el fallo de la misión rusa Phobos-Grunt, que no ha logrado salir de la órbita terrestre tras su lanzamiento el 8 de noviembre, la Tierra habrá perdido la primera nave diseñada para traer muestras del sistema marciano, en concreto de Fobos, una de las lunas de Marte. Además, con la Phobos-Grunt viaja la primera sonda interplanetaria china, Yinghuo-1.

A fecha de hoy la situación de la Phobos-Grunt es confusa. No hay información actualizada por parte de las autoridades espaciales rusas. Pero las fuentes no oficiales citadas por varias agencias de noticias y por la web russianspaceweb.com indican que los intentos de enviar a la nave los comandos adecuados no dan resultado. Tampoco se sabe por qué, una vez separada con aparente éxito del cohete, la nave no encendió los motores que le dan el impulso necesario para abandonar la órbita terrestre.

Por las órbitas de ambos planetas, la ‘ventana’ para que la Phobos-Grunt inicie su viaje a Marte se cierra el próximo día 20. Pero varios expertos han dicho que en sólo unos días la nave bajaría demasiado como para poder controlarla de nuevo.

Todos sabían que la Phobos Grunt es ambiciosa, arriesgada… e importante. De salvarse marcaría la vuelta de Rusia a la exploración espacial, y supondría en cierto modo el desquite para este país que acumula más de una decena de misiones fallidas al planeta rojo, incluidas las más recientes.

Según el NORAD, organismo estadounidense responsable de defensa aeroespacial, la Phobos-Grunt habría caído ya varios cientos de metros en su órbita. Si no hay cambios podría reentrar en la atmósfera hacia el 26 de noviembre. En ese caso la mayor parte de la nave, de trece toneladas, se desintegraría, pero llegarían fragmentos a la superficie. Los expertos deben ahora estimar dónde caerán. Además, precisamente porque parte de la misión consiste en traer muestras a la Tierra, la cápsula que debía contenerlas está preparada para llegar entera al suelo.

Todos sabían que la Phobos Grunt es ambiciosa, arriesgada… e importante. De salvarse marcaría la vuelta de Rusia a la exploración espacial, y supondría en cierto modo el desquite para este país que acumula más de una decena de misiones fallidas al planeta rojo, incluidas las más recientes. Y traer a la Tierra muestras de Fobos sería un fantástico logro científico y un alarde técnico. Aparte, la nave transporta entre sus experimentos una cápsula llena de microorganismos, preparada por la Sociedad Planetaria para investigar los efectos de un viaje espacial tan largo sobre organismos vivos.

© 2011 Conec. Todos los derechos reservados.


, , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.